martes, 24 de marzo de 2015

El Estilo de Dirección






Las tendencias actuales de mayor integración de sistemas, simplificación y agilización de procesos, además de la necesidad de aprender y mejorar continuamente, hacen que los equipos y por consiguiente la gestión de equipos sea un tema prioritario en muchas organizaciones.

Cabe destacar que de los factores que afectan el buen funcionamiento de un equipo (cultura organizativa, recursos, factores coyunturales, etc.) el que condiciona de una forma más directa los resultados de un equipo es la actuación del líder y su estilo de dirección.

El estilo de dirección se refiere básicamente al comportamiento que un directivo utiliza para planificar, motivar, organizar y controlar el trabajo de los miembros de su equipo, cómo les dirige, si les da feedback referente a su desempeño y actúa para reconocer y fijar límites a la actuación de los demás... Contempla cómo el directivo fija metas y estándares para el equipo, si desarrolla planes de acción a corto y largo plazo y si los comunica, su manera de desarrollar a los individuos que trabajan con él y cómo se relaciona con ellos.



Todo ello indica que no existe una única e idónea forma de dirigir un equipo, sino que existen varios estilos de dirección. Los comportamientos de liderazgo son innumerables, sin embargo se pueden agrupar en seis estilos de dirección, cada uno característico de un determinado patrón de gestión:


  • Estilo Coercitivo: cumplir tareas de forma inmediata.
  • Estilo Orientativo: dotar y orientar a los colaboradores hacia una visión a largo plazo.
  • Estilo Afiliativo: crear armonía en el grupo (entre los colaboradores, entre el director y los colaboradores).
  • Estilo Participativo: crear un compromiso entre los colaboradores y generar nuevas ideas e iniciativas.
  • Estilo Imitativo: cumplir de forma inmediata con un alto nivel de excelencia.
  • Estilo Capacitador: desarrollar a las personas a largo plazo.



Para lograr una buena gestión, el líder de un equipo (sea un equipo funcional, interdisciplinario, etc.) ha de saber comportarse de manera que utilice el estilo de dirección adecuado en el momento adecuado para mejor lograr sus objetivos. Los tres factores que condicionan su comportamiento son: el factor persona, el factor tarea y el factor entorno.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada