martes, 7 de abril de 2015

Dificultades en la Empresa Familiar



El conocimiento de estas dificultades, comunes a muchas empresas familiares es valioso por doble partida, contribuye a desdramatizar una realidad que muchas veces se percibe como única y el conocimiento de las dificultades más probables que los empresario familiares se van a encontrar en el camino ayuda a anticipar escollos y prepararse para superarlos.





  • Estructuras organizativas confusas: el crecimiento del negocio estrechamente ligado a la composición familiar resulta en estructuras organizativas confusas y distribución de responsabilidades poco funcional.
  • Luchas internas y drama de sucesión: en la percepción de los empresarios familiares los problemas más importantes son de índole psicológica y giran en torno a conflictos personales entre distintos miembros de la familia.
  • Confusión entre propiedad y dirección: suele darse felizmente en la figura del emprendedor durante la época de fundación, sin embargo, en fases posteriores se hace más difícil.
  • Mayor riesgo en los sistemas de decisión: la concentración del poder de decisión y la ausencia de controles, si bien propician una gran rapidez de respuesta, implican también un mayor riesgo.
  • Criterios no empresariales en la gestión de personas: cuando varios miembros de la familia trabajan en el negocio familiar, es difícil por parte de los gestores sustraerse a su papel de hermanos, padres..., y acaban utilizando criterios no empresariales en la asignación de responsabilidades, en la promoción y en la retribución de sus familiares.
  • Dificultad en atraer y retener a buenos profesionales: con frecuencia las personalidades dominantes y autocráticas de los fundadores y la falta de claridad e independencia de actuación en los roles actúan como factores disuasorios a la hora de atraer y retener a ejecutivos competentes no vinculados a la familia.
  • Dificultad en equilibrar la necesidad de liquidez: para equilibrar la necesidad de efectivo de la empresa y las demandas de liquidez de la familia, sobre todo en aquellos casos en los que la familia posee altas expectativas en cuanto a la liquidez aportada por el negocio "empresa mina".
  • Dificultad de contar con capital  para crecer: para muchas familias el control total de la propiedad parece ser un principio sagrado, y crecer sin diluir la participación de la familia en el capital es difícil.
  • Elevado índice de mortalidad: el resultado de las dificultades mencionadas, es el reducido promedio de vida de las empresas familiares, que según todas las estimaciones, es la mitad del que se logra en las empresas no familiares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada