martes, 5 de mayo de 2015

La atmósfera de la tienda

La atmósfera de la tienda es el efecto general, estético y emocional, creado por las características físicas de la tienda; es toda la experiencia sensorial que ofrece. Los consumidores actuales sin importar cuáles sean sus principales motivos para comprar, se sienten atraídos hacia los ambientes de compra seguros, atractivos y cómodos.



El análisis siguiente describe la manera en que podemos usar atractivos sensoriales para crear una imagen favorable de la tienda.

Atractivo visual: puede considerarse como el proceso de trasmisión de los tres estímulos principales, el tamaño, la forma y el color. Las relaciones visuales son las interpretaciones mentales de los estímulos visuales que consisten en la armonía, el contraste y la discrepancia.

Atractivo del sonido: el sonido puede mejorar o deteriorar el ambiente de compra de una tienda. Al planificar las instalaciones de una tienda, es tan importante evitar sonidos indeseables como crear sonidos agradables.


Atractivo de las fragancias:sucede algo parecido al atractivo del sonido, como evitar olores desagradables y crear fragancias agradables. Los clientes perciben como mejores las mismas mercancías expuestas  en una tienda que utiliza fragancias.

Atractivo del tacto: para la mayor parte de los productos, la inspección personal (manejar, apretar y abrazar), es un requisito previo a la compra.

Atractivo del sabor: para algunos comerciantes el hecho de ofrecer el atractivo del sabor podría ser una condición necesaria para la compra, por ejemplo alimentos especiales que utilizan el atractivo del sabor como argumento de venta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada